2019/05/22 13:56:38 http://oralequechiquito.com

Un país lleno de zánganos y peores políticos 

Autor:
Sección: Zona de debate
15/05/19 6:00 am

21261

1

Por: Gilberto Jiménez Carrillo

Lo que están haciendo los políticos en ese país lleno de zánganos y peores políticos no tiene perdón, ni siquiera del Dios más misericordioso. Los políticos están en campaña electoral intentando cazar ingenuos, por lo que los ciudadanos necesitan estar atentos y ser profundamente críticos e incrédulos para no ser manipulados y engañados. El país al que me refiero tiene miles de individuos viviendo del Estado, todos ellos sin otro mérito que ser familiares o amigos de políticos con poder, ordeñando sin piedad el Estado y alimentando una injusticia monstruosa imposible de financiar. Los zánganos y políticos del país al que me refiero, dominan el lenguaje y la simulación con rara perfección y consiguen engañar a millones de personas, haciéndoles olvidar que en el país que gobiernan o intentan gobernar, las clases medias están siendo desplazadas, que los ricos son cada vez más ricos y los pobres acumulan cada día más pobreza. Estos políticos y zánganos nos piden que olvidemos sus miserias y fechorías y que les entreguemos nuestro mayor tesoro como ciudadanos que no es otra cosa que la voluntad política, misma que como siempre pretenden utilizar para gobernar en nuestro nombre y seguir generando corrupción, abuso, mal Gobierno, injusticia y antidemocracia. Muchos de estos políticos no son conscientes del daño que están causando a sus conciudadanos y ni siquiera son conscientes de que el país puede gobernarse con maestría y decencia. Para colmo de cinismo, miles de ellos creen que están sirviendo a su patria desde las esferas del poder. Pero la verdad es que sus fechorías son tan numerosas y lamentables, que es difícil identificar sus peores estragos. Es difícil discernir qué es peor, si la corrupción, el abuso de poder, la injusticia o el asesinato de la democracia y de los valores. Apenas cometen delitos porque han aprendido a no dejar huellas en las fechorías corruptas, pero sus partidos tienen tantas causas abiertas y tantos militantes procesados que parecen asociaciones de maleantes. Hay cientos de abusos que cometen con impunidad porque no están tipificados, pero que en cualquier país democrático serían motivo de castigo, dimisión y deshonra. Durante décadas, los habitantes de este país han soportado abusos increíbles. Miles de políticos se enriquecían durante su estancia en el poder sin explicación aparente, cambiaban votos por impunidad, no tenían que rendir cuentas, se le exigía menos a un secretario o a un alcalde que a un barrendero, en pocas palabras, el país estaba gobernado por mediocres. En este país entregar el voto a los verdugos es algo contra natura, como lo es también depositar la confianza en personas que ignoran deberes tan sagrados en democracia como el de ser ejemplares y construir una nación justa, equilibrada, armada de valores y capaz de procurar la felicidad de sus ciudadanos. Para ser auténticos ciudadanos libres y conscientes, los habitantes de este país decidieron abrir los ojos en tiempos de campaña electoral, sospecharon de los que los querían convencer, filtraron todo desde la crítica y colocaron en la balanza no sólo las promesas, sonrisas y emociones de los candidatos, sino también la injusticia reinante, los estragos del poder y la realidad de un país constantemente maltratado por su pésima clase gobernante.

Email:ogjimenez66@hotmail.com

Reacciones:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.