2019/01/19 09:08:07 http://oralequechiquito.com

No desistas, no renuncies… Lucha hasta el final

Autor:
Sección: Reflexiones
09/01/19 8:13 am

265336

A veces los problemas en nuestra vida suelen parecer gigantes, nos encontramos luchando con nuestra fe y sentimos que todo se viene en nuestra contra…

Pero una vez más Dios nos da promesas reales en su palabra, promesas que han sido cumplidas en otros y que en lugar de desistir han marchado y triunfado confiados en Jesús.

Y nos preguntamos ¿Sigo adelante?

Estas palabras me llegan justo en el momento en que los deseos por continuar en la batalla andan un poco en baja. Hoy me recuerdan que la vida es una lucha constante, pero también que luchar no es sinónimo de vencer. Aveces luchar es asumir la responsabilidad de lo que nos ocurre en el momento y aceptarlo y seguir en la batalla aunque sepamos que no habrá victoria. La victoria es realmente nunca darnos por vencidos.

Muchas veces pensamos que cuando nos echamos al ruedo de la vida siempre debemos ganar, Grum plantea reflexiones muy interesantes: “Luchar contra las fuerzas interiores que quieren desanimar nuestra vida… los demonios interiores: impulsos, pasiones, emociones que quieren adueñarse de nosotros”.

¿Hasta donde luchar? ¿Hasta cuando luchar? A lo que Grum responde: “Hasta que tenga fuerzas para que mi obra interior sea agradable a Dios… entonces cuando mi interior sea maravilloso… lograré recuperar las dificultades que se presentan en mi exterior”.

A veces creemos que es mas fácil tener el control de lo externo de lo que nos rodea. Tal vez porque podemos verlo y palparlo, es mas difícil hurgar en nuestro interior y descubrir esos demonios interiores: impulsos, pasiones y emociones que nos llevan por el lugar equivocado en nuestra vida y que en ocasiones se hace tan difícil controlarlos.

Cuando alguien nos dice algo y respondemos si pensar, solo con las emociones o con pasión y entonces decimos o hacemos cosas que hacen daño a los demás… esos demonios interiores que no logramos controlar y que nos dañan y en el camino afectan a los que están a nuestro alrededor.

Luchar no es sinónimo de vencer… es sinónimo de continuar en la batalla y nunca darnos por vencido… Hoy repito estas palabras con la esperanza de infundir en mi interior ese sentimiento, en estos días en que mi animo anda un poco decaído.

Reacciones:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.