2019/01/20 18:20:25 http://oralequechiquito.com

Orgasmo femenino: claves para potenciarlo

Autor:
Sección: Tabú
04/01/19 8:08 am

264156

Seguramente has escuchado más de una vez que las mujeres podemos experimentar “distintos tipos de orgasmos”: que si el vaginal, que si el clitoridiano… Para entender mejor el asunto y dejarnos de preocupar por etiquetas, aquí te daremos algunas claves para entenderlo y potenciarlo:

El orgasmo es una sensación muy placentera que forma parte de la curva de la respuesta sexual. Tiene dos componentes importantes, el físico, que consiste en contracciones involuntarias en los músculos internos de la pelvis, a la par de que se experimenta una sensación subjetiva de placer. Y el segundo, que es el emocional, o la belleza que implica el contacto erótico.

Hay diferentes formas para alcanzar un orgasmo. A través de la estimulación de los órganos genitales y sus distintas zonas (clítoris, vulva, vagina, punto G), ya sea oral, con las manos o mediante una penetración, o con formas menos convencionales como un beso intenso, el chupeteo en la espalda o un tocamiento variado. Y es que, aunque parezca extraño, hay mujeres que con un estímulo sencillo alcanzan el orgasmo, y otras, en cambio, necesitan una estimulación más intensa y simultánea, por ejemplo, que las besen en la vulva y el clítoris.

A diferencia de los varones, la curva de la respuesta sexual en las mujeres es más lenta. Por eso muchas veces no alcanzan el orgasmo; las mujeres requieren de más caricias y de una mayor y eficaz estimulación que les permita dar el paso final hacia esta sensación, y no de una penetración rápida.

Por eso es importante que la pareja sepa de sus necesidades y logren estar en la misma frecuencia. Añade que las mujeres tienen propensión al orgasmo múltiple, así que la pareja debería “atemperar el ritmo” con sus acciones, caricias y movimientos pélvicos para que esto se logre.

Para alcanzar y potenciar un orgasmo se requiere de la práctica de un erotismo integral. De ver todo el cuerpo como una gran zona erógena. Son muy importantes las miradas, las palabras “cachondas” y tiernas, la caricia del beso (ésta, neuroquímicamente contribuye a lograr la excitación sexual), acariciar toda la piel, es decir, que el contacto vaya más allá de “sobar el clítoris”. ¿Qué tal acariciar el ombligo con las pestaña? Crear una atmósfera agradable e íntima hará que, llegado el momento del encuentro sexual, haya tal nivel de excitación que el orgasmo aparezca sin problemas.

Reacciones:
Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.