2019/01/20 18:21:29 http://oralequechiquito.com

Aumenta el placer sexual y llega al orgasmo (Parte 1)

Autor:
Sección: Tabú
28/12/18 8:19 am

262635

Las últimas barreras sexistas van cediendo de a poco, y en el caso del orgasmo femenino, también, pues ya podemos hablar más abiertamente del tema. La idea: compartir las técnicas, hasta ahora secretas, con las que las mujeres consiguen aumentar el placer sexual.

Desmenuzando las diez técnicas

1- Bordeando (Edging)

Es un principio simple: se trata de ir estimulando las regiones sensibles poco a poco y cuando la mujer está a punto de llegar al orgasmo (aquí está lo difícil), bajar la intensidad de la estimulación o detenerse por completo. Puedes repetir el proceso varias veces. Esto hace que la acumulación de tensión vaya incrementando cada vez más ¿El resultado? Un orgasmo mucho más intenso.

2- Insinuación (Hinting)

Con esta técnica, el propósito es encontrar un punto sensible (como el clítoris), pero no ir directo a él. La idea es tantear el terreno y rodear aquel spot, tocándolo solo ocasionalmente. Esto sería una especie de calentamiento para después empezar estimular estas regiones con mayor intensidad.

3- Consistencia (Consistency)

Muchas mujeres aseguraron que en el momento en que el orgasmo se está aproximando, un buen procedimiento es seguir exactamente con el mismo ritmo que generó en un principio el comienzo del orgasmo. Si aceleras o haces más lento el ritmo, al igual que si aumentas o disminuyes la intensidad, el orgasmo puede ser mucho menor o incluso puede perderse.

4- Sorpresa (Surprise)

Es mucho mejor cuando la estimulación tiene sus cambios. La idea es no quedarse en la monotonía del acto sexual o la masturbación y jugar con los cambios de intensidad e intervalos de tiempo. Lo que debes hacer es no generar un patrón demasiado repetitivo. Aquí, la creatividad juega un rol muy importante.

5- Múltiples (Multiples)

Seguramente habrás escuchado de este tipo de clímax alguna vez. Experimentar los orgasmos múltiples alguna vez. El error común aquí está en continuar con exactamente el mismo tipo de estimulación que llevó a la mujer a tener el primer orgasmo. Después del clímax, ciertas partes son muy sensibles, por lo cual si se lleva a cabo exactamente lo mismo, puede llegar a doler. La idea es variar los movimientos.

Reacciones:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.