2018/12/14 13:23:12 http://oralequechiquito.com

APUNTES… Los reaccionarios no perdonan derrotas

Autor:
03/12/18 6:01 am

256258

Por: Guillermo Fabela Quiñones

Se hizo realidad el sueño de la gran mayoría de mexicanos: Andrés Manuel López Obrador es el mandatario que tiene el histórico compromiso de salvar al país de la catástrofe a la que lo llevó un régimen deshumanizado, exento de un mínimo compromiso con el pueblo. Ahora viene lo más difícil, no sólo para él sino para la nación en su conjunto: Evitar que la élite reaccionaria haga naufragar el proyecto reivindicador en marcha, cuyo éxito dependerá de la firme unidad entre la sociedad y el nuevo Gobierno.

Son extraordinarios los intereses creados a los que habrá de enfrentar en los próximos dos años y medio, lapso que se dio él mismo para tener resultados favorables o si no es así se comprometió a dejar la Presidencia. Por eso demandó en el Zócalo que no se le deje solo, pues sin el acompañamiento del pueblo sabe que la derecha lo acorralaría para hacerlo fracasar. No se le perdonará la franqueza con la que descalificó a un régimen que usó el poder sólo para hacer negocios y enriquecer aún más a las élites.

Los reaccionarios de hoy y de siempre no perdonan derrotas, son rencorosos por naturaleza, como se ha visto a lo largo de nuestra historia. Por eso no se debe bajar la guardia en ningún momento, con el único propósito de hacerlos desistir de su empeño en cobrarse la afrenta. No hay que dejarse engañar por la actitud que asumirán de aceptación a lo inevitable. Estarán esperando el momento de dar zarpazos, así nos lo patentiza la experiencia histórica.

Lo fundamental en esta etapa es el apoyo decisivo de la clase gobernante y de los círculos de poder de Estados Unidos y Canadá, al proyecto de López Obrador, que pondrá fin a una clase política y a una élite empresarial dedicadas con absoluto cinismo al saqueo en beneficio propio, lo cual ha generado gravísimos problemas sociales que han repercutido en ambos países, tales como la descomposición social, la dramática reducción de la calidad de vida del pueblo mexicano, la desesperanza por un futuro mejor.

Saben que en el presidente López Obrador tienen a un aliado en la medida que haya reciprocidad, respeto mutuo y enfoques progresistas de ambas partes. Esto no lo encontrarían en una alta burocracia reaccionaria carcomida por la corrupción, carente  de honestidad y con niveles de cinismo que impiden cualquier tipo de negociación seria y con visión de futuro. Así lo corroboraron en los actos de toma de posesión del nuevo mandatario, quien demostró su amplia capacidad para definir tácticas y estrategias de gobierno, mientras que la tecnocracia lo único que supo hacer en 35 años fue provocar la polarización del país.

Con todo, lo principal para despegar hacia un futuro mejor es el apoyo masivo de una ciudadanía envilecida por la satrapía tecnocrática, que tiene plena conciencia de que el cambio de régimen va en serio, pues sabe que López Obrador no habrá de traicionarla. Lo que falta es tener mucha atención en que el pueblo no se deje ganar por la prisa, por la propaganda en ese sentido de la derecha a fin de hacerlo perder confianza en el gobierno del cambio. Las transformaciones profundas no se dan de la noche a la mañana.

(guillermo.favela@hotmail.com)

 

Reacciones:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.