2018/12/14 13:49:38 http://oralequechiquito.com

APUNTES… Llega a su fin la pesadilla neoliberal

Autor:
01/12/18 6:06 am

255647

Por: Guillermo Fabela Quiñones

Como nunca más nos volveremos a ocupar del último representante de la camarilla neoliberal, quien sale de la Presidencia por la puerta de los desperdicios, es oportuno referirnos a sus últimas declaraciones como mandatario, con las cuales buscó justificar un modo de gobernar que no dejó contentos ni a sus principales aliados. Afirmó haber privilegiado siempre el diálogo, el entendimiento y el acuerdo, “convencido de la importancia de la democracia, la división de poderes y la soberanía de los estados”.

En los hechos, queda sin embargo un gobierno que se ejerció sin apego a lineamientos democráticos, como lo atestiguan las cifras de una gestión sólo favorable a las cúpulas del poder económico. Para las clases mayoritarias sólo hubo oídos sordos a sus demandas, como lo prueba la pérdida creciente del salario mínimo en más de 80 por ciento, y la desesperanza por un futuro mejor, factor que a final de cuentas fue el principal acicate para que 30 millones de mexicanos decidieran votar contra el “PRIAN”.

Ahora que finaliza su terrorífica gestión gubernativa, reconoce que “en México no hay lugar para imposiciones y menos para visiones únicas”. Sin embargo, eso fue lo que predominó durante su mandato, como lo demostró con la imposición de las mal llamadas reformas estructurales, compromiso que hizo ante la élite económica y financiera para favorecerlas como lo hicieron sus antecesores a partir de Miguel de la Madrid.

La visión neoliberal ha sido la única que ha privado en el país desde 1983, con resultados ampliamente funestos para las clases mayoritarias, de ahí el imperativo de abrir cauces a estrategias económicas que permitan sumar y no dividir; aprovechar al máximo recursos humanos y financieros, sin excluir a una juventud que al paso de los sexenios ha visto cerrarse posibilidades de inclusión como las que se tuvieron en la etapa de la Revolución Mexicana, cuando el país crecía a tasas de más de seis por ciento con baja inflación.

Aseguró que en su mandato buscó “avanzar sin dividir, modernizar sin imponer, transformar sin destruir”, cuando la realidad nos demostró todo lo contrario, pues nunca como en la actualidad el país está tan dividido entre una masa que carece de lo indispensable y una reducida minoría que tiene de sobra para vivir con lujos que han favorecido una economía superflua, es decir que no contribuye en absoluto a un sano desarrollo social. Pese a ello, Enrique Peña Nieto siempre se mostró convencido de que México “seguía el camino correcto”. El voto de las mayorías le demostró lo contrario.

La debacle neoliberal tenía que consumarse por tanto abuso y antidemocracia de las élites del poder político y económico, situación que el sexenio que finaliza hoy 30 de noviembre llevó a su máxima expresión. De ahí el gran reto que debe enfrentar el presidente Andrés Manuel López Obrador, de sacar adelante a una nación saqueada y destruida, no sólo por la codicia de las cúpulas del poder sino por la magna corrupción alentada por la alta burocracia.

No es fortuita la última decisión tomada por Peña Nieto: otorgarle al yerno del presidente Donald Trump la máxima presea del Gobierno mexicano a personalidades extranjeras. Así queda patente ante la historia el grado de abyección al que llegó la camarilla tecnocrática. Tal actitud será deplorable para la futura relación bilateral.

(guillermo.favela@hotmail.com)

Twitter: @VivaVilla_23

Reacciones:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.