2018/12/13 23:42:03 http://oralequechiquito.com

Cómo vestir bien en la oficina

Autor:
Sección: Hombres
15/11/18 8:07 pm

251672

Es probable que, si estás leyendo esto, trabajes en una oficina. Y, si trabajas en una oficina, necesitarás vestir como tal. Si hay algo que nosotros aquí podamos saber acerca de las oficinas (y, créenos, sabemos bastante, nosotros mismos trabajamos en una oficina) es que la forma en que te vistes para ir a la oficina puede afectar a los altibajos de toda tu vida laboral de manera sorprendente.

Si vas vestido demasiado informal para un entorno de oficina que dicta un estricto código de vestimenta, correrás el riesgo de parecer que en realidad no te importa nada en absoluto trabajar allí. Y entonces probablemente serás despedido.

Un bufete de abogados: Si bien los días de tirantes rojos y corbatas estampadas han pasado de moda, si trabajas en un entorno que dicta un dress code ultra elegante, como por ejemplo un bufete de abogados o un banco importante, entonces es muy probable que necesites ir vestido de una manera tradicionalmente formal.

Para ello, la clave es invertir en una serie de trajes que podrás ir intercambiando según consideres (deja descansar cada traje durante al menos un día antes de volver a ponértelo). Recomendamos un traje clásico azul marino de dos piezas, otro traje similar en negro, uno de cuadros o Príncipe de Gales de tres piezas y otro gris oscuro de doble botonadura en franela.

La consultora de “sin-corbatas”: Si trabajas en una de esas empresas que ahora se consideran una zona libre de corbatas, la manera de vestir no es solo llevar un traje normal y una camisa de trabajo estándar sin corbata. Más bien, deberías verlo como una oportunidad para probar algo tan elegante como sencillo.

La despreocupada agencia de medios: En este caso, las oportunidades son infinitas. Eso no quita que tú mismo debas imponerte ciertas reglas y limitaciones para hacerlo bien. Aunque puedes ir tan informal como quieras, en realidad necesitas causar una buena impresión, así que no descartes los trajes hechos a medida.

El consejo sería optar por llevar las piezas del traje por separado, en tonos complementarios, y llevarlas de manera despreocupada, por ejemplo, con unas zapatillas deportivas. O con jerséis gruesos, informales y otras prendas de punto, en lugar de prendas finas y las camisas de popelín hechas a medida.

Reacciones:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.