2018/12/11 20:58:57 http://oralequechiquito.com

Reinventa el placer en la oficina (Parte 1)

Autor:
Sección: Tabú
09/11/18 8:06 am

249191

Si quieres animar el ambiente de tu oficina, revisa las posturas del Kamasutra y aprovecha todas las ocasiones que se presenten. Quizá no lo sepas, pero un despacho es, sin lugar a dudas, el lugar perfecto para gozar de un momento de pasión, entre papeleo y carpetas. Te damos varias pistas para “reinventar” el placer en la oficina sin alquilar una habitación de hotel.

Sobre la silla de trabajo: La unión del perro; Siéntate y ponte cómodo sobre la silla de tu despacho; cuando se acerque tu “querida” compañera de trabajo, siéntala sobre tu regazo. Pero no se sienten de frente, sino en cucharita. Rodéala por la cintura con los brazos y deja que ella se acomode entre tus piernas. Será un coito frenético. A partir de ahí, que cada uno deje volar su imaginación…

Versión avanzada: Cuando domines esta postura, también puedes balancearte un poco, ayudándote de los pies para propulsarte. Puesto que ella tiene las manos libres, será ella quien lleve las riendas de su vehículo “erótico”.

Sobre la fotocopiadora: Mezcla de leche con agua; El tiempo apremia, así que aceleras un poco el ritmo. Avisa a tu “querida” compañera de trabajo y siéntala sobre la fotocopiadora (en marcha, claro está). Ella te abraza con las piernas, apoya los pies sobre tus muslos y presiona su sexo contra el tuyo, olvidándose de toda prudencia. Así que todos los movimientos quedan plasmados en las hojas de papel… A partir de aquí, que cada uno deje volar su imaginación…

Versión avanzada: Cuando domines esta postura, también puedes aprovechar ese momento para clasificar documentos…

En la sala técnica: La postura del clavo; Siéntate en el suelo y atrae a tu “querida” compañera de trabajo. Ella se sienta encima de ti, dándote la espalda. Lo bueno de esta postura es que puedes acariciarle el pecho o estimularle el clítoris mientras la penetras. A partir de ahí, cada uno disfrute del máximo placer.

Versión avanzada: Cuando domines esta postura, puedes comprobar tu correo electrónico con una de las manos libres.

En el ascensor: Incienso de sándalo; Pónganse de pie, uno en frente del otro, y pídele a tu “compañera” de trabajo que te abrace con las piernas. Desliza las manos bajo sus muslos. Después, ella intenta apoyar los brazos sobre tus hombros… como si quisiera escalar para alcanzar tu boca… tú le ofreces un beso impaciente y goloso.

Versión avanzada: Cuando domines esta postura, pídele que se apoye en distintos puntos de tu cuerpo para poder subir y bajar. Sensaciones garantizadas.

 

Reacciones:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.