2018/11/17 02:50:09
{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
Estos hábitos pueden causarte infecciones

Estos hábitos pueden causarte infecciones

Autor: Sección: Miscelánea 24/10/2018 6:57 pm 245309

Las enfermedades infecciosas son las que se propagan de persona a persona y son causadas por patógenos como bacterias, hongos o virus. Necesitas comenzar a poner atención a tus hábitos porque, por muy simples que parezcan, estos son una de las principales formas de ocasionar infecciones.

Para tener aún más limitada la exposición a los patógenos, es importante que le prestes mayor atención a la forma como te comportas y las tareas que realizas día a día para cuidar a tu organismo. A medida que empieces a conocer los riesgos a los cuales estás expuesto en la rutina diaria y busques la forma de contrarrestar esta situación, podrás prevenir muchas infecciones que se presentan que no son sanas y quizá no te das cuenta.

Echa un ojo a estos hábitos que pueden ocasionar infecciones y procura eliminarlos de tu rutina diaria para que al fin le permitas a tu cuerpo estar saludable:

Limpiar con la ayuda de una esponja

Este es un hábito tan común, que lo más probable es que no creas que es uno de los principales focos que ocasiona infecciones. La cocina es el lugar que produce y esconde más microbios, por más que te esfuerces en mantenerla limpia siempre habrá partículas que provocan algún tipo de riesgo, pero todavía es peor cuando tratas de limpiar todas las áreas de este lugar con una esponja. Así es, este famoso utensilio de limpieza es el que más contaminación puede producir, ya que allí se almacenan una gran cantidad de bacterias que se irán regando por todos los lugares en los que la pases.

Recomendación: No limpies las mesas o muebles de tu cocina con la misma esponja con la que lavas trastes u otros utensilios, es mejor que uses toallitas desechables.

No cambiar frecuentemente las almohadas y colchones

Vaya que esto es un problema, sobre todo para las personas alérgicas. El uso prolongado de las mismas almohadas y hasta el colchón es un foco latente de infecciones, en estos se acumulan hongos, ácaros de polvo, células muertas que se desprenden del cuerpo cuando estas dormido y muchas otras partículas que con el paso de los años se convierten en algo realmente asqueroso y evidentemente perjudican tu salud en general.

Recomendación: Cambia periódicamente estos elementos de cama que son indispensables para un buen descanso y sobre todo un descanso higiénico. Otra opción es cambiar las sábanas al menos cada tres días.

Usar aspiradoras con frecuencia

Este pareciera ser un hábito para mantener tu casa “limpia” y sin bacterias pero no es así. Usar aspiradoras no es la mejor manera de limpiar, por el contrario, el uso de este artefacto puede provocar graves afecciones en nuestra salud. Cuando aspiras la suciedad el polvo no es eliminado, en realidad se queda en el aire aumentando el riesgo de que las personas que se encuentran cerca lo inhalen.

Recomendación: Para minimizar estos inconvenientes para la salud, lo más mejor es elegir un artefacto de mucha calidad y usarlo con la menor frecuencia posible.

Armar una carne asada cada fin de semana

Cuando asas carne, ésta suelta grasa que al tener contacto con el fuego que genera el carbón provoca humo, el cual es malísimo para tu salud y puede provocar graves daños al sistema respiratorio. Incluso algunos médicos sugieren que puede ser altamente cancerígeno.

Recomendación: Una alternativa es envolver la carne en papel aluminio para que la grasita se quede dentro y ayude a cocinar la carne sin generar tanto humo.

Dejar el cepillo de dientes en el baño

Resulta que las bacterias del inodoro sí pueden saltar a tu cepillo de dientes y por lo tanto terminar en tu boca. Las bacterias entéricas, que en su mayoría ocurren en los intestinos, pueden pasar a los cepillos y terminar en la boca. Incluso asegura que la mayoría de los cepillos que se guardan en los baños están expuestos a microrganismos intestinales.

Recomendación: Existen protectores especiales para los cepillos de dientes que se pueden poner después de usarlos, lavarlos y secarlos muy bien. De esta forma evitarás la directa exposición a las bacterias que abundan en tu baño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon