2018/10/20 10:55:22
{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
SENA DE NEGROS… EN POLÍTICA NO HAY CASUALIDADES… Y EN EL CASO DE ELBA ESTHER MENOS

SENA DE NEGROS… EN POLÍTICA NO HAY CASUALIDADES… Y EN EL CASO DE ELBA ESTHER MENOS

Autor: Sección: Sena de Negros... Zona de Debate 09/08/2018 6:02 am 223048

POR: DIONEL SENA

Justo el día en que se le otorgó la constancia que lo acredita como Presidente electo de México, Andrés Manuel Lopez Obrador tuvo que lidiar con un distractor que quizá no estaba programado y que indudablemente ensombreció su legitimidad como el próximo titular del Ejecutivo en nuestro país, pues antes que el acto al que se hace referencia, trascendió que habían puesto en libertad a Elba Esther Gordillo, sí, la exlideresa vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), misma que fue acusada -entre otras cosas- de delitos como delincuencia organizada, asociación delictuosa, lavado de dinero y defraudación fiscal, lo que la llevó a convertirse en la “Quina” de este sexenio.

Fue el 27 de febrero del 2013 cuando la Maestra fue detenida justo cuando bajaba de un avión en el Estado de México, fecha desde la cual fue privada de la libertad, aunque eso sí, con muchos privilegios argumentados por su delicado estado de salud, lo que la llevó a purgar la parte final del proceso en arresto domiciliario y en un lujoso departamento de Polanco, hasta que la dejaron en libertad apenas ayer, ante el descontento de la Procuraduría General de la República (PGR), instancia que jamás pudo acreditar las acusaciones en su contra.

A bote pronto, muchos pudieran interpretar que la liberación de la exlíder vitalicia del sindicato magisterial más poderoso del país, fue una petición directa del tabasqueño al Gobierno de Enrique Peña Nieto a cambio del respaldo que dicho gremio le otorgó a su campaña, sin embargo, también habrá quienes piensen que esta “casualidad”, estuvo armada por quienes no simpatizan con el proyecto de López Obrador y buscaron a toda costa ensuciar la legitimidad de la elección, misma que se hizo válida por las instancias correspondientes, lo que en definitiva pasó a un segundo plano con el caso referido.

Se debe recordar que la maestra Elba Esther Gordillo fue parte fundamental del triunfo del actual Presidente en la elección del 2012, proyecto al cual le sumó todos los adeptos posibles providentes del SNTE, sin embargo, la “Luna de Miel” se desdibujó cuando el entonces titular del Ejecutivo tomó como bandera reformar la Ley educativa a lo que la exlideresa jamás accedió, pues la misma afectaba notoriamente los intereses no solamente de sus agremiados, sino también los de ella misma, un tema que la postre la convirtió en una persona que estorbaba a los intereses del grupo en el poder.

Mucho se comentó durante el proceso electoral pasado que AMLO habría convencido a la gente cercana a Elba Esther a jugársela con él, a cambio de bajar la tan repudiada Reforma Educativa, el sustento de esta teoría es la desaparición del Partido Nueva Alianza (Panal), el cual se había mantenido con el voto magisterial todos estos años, indicativo de que ese nicho se fue hacia otro lado y en definitiva que no fue al Revolucionario Institucional, el cual quedó de igual manera pulverizado tras los resultados electorales del primer domingo de julio, para beneplácito seguramente de la hoy exonerada.

Hasta donde ha trascendido, la libertad de la maestra no se debió a que fuera inocente de los delitos que se le imputaban, sino por la enorme cantidad de irregularidades que se cometieron durante el proceso, el cual duró poco más de cinco años, para que al final todos sabían del uso discrecional que hacía de las cuotas sindicales del SNTE, lo paradójico es que nadie de ese gremio presentó una denuncia en su contra, lo que hubiera robustecido la investigación por el delito de defraudación fiscal, lo cual jamás logró la autoridad que llevaba el caso.

De esta manera, hoy mas que nunca quedó en evidencia la falta de capacidad de la PGR por armar un caso contra un personaje tan controversial que data desde los tiempos de Carlos Salinas de Gortari, misma que hoy -a pesar de su deteriorada salud- sale más fortalecida que nunca y lo más seguro, es que vuelva a controlar al gremio magisterial más poderoso del país a través del cual, buscará encargarse de que el PRI no se levante jamás de donde está, pues fue el partido que la encarceló a través de sus gobernantes, en lo que está considerada una de las mayores traiciones de la política moderna de este país.

Será el próximo 20 de agosto cuando Elba Esther Gordillo convoque a una rueda de prensa -en horario y sede por definir-, para hablar de su caso y de lo que seguramente le tocó vivir estando tras las rejas o privada de la libertad, lo que indudablemente generará una gran expectativa, pues lo menos que se espera es que le recuerde su progenitora a quienes la convirtieron en una presa política, llamada también la “Quina” de este sexenio, sin embargo, a diferencia de Joaquín Hernández Galicia, ella alcanzó a salir antes de que quienes la “enjuiciaron” dejaran el poder.

Twitter: @dionelsena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon