2018/08/17 10:25:13
{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
AMBIENTE POLÍTICO…  ELBA, POR LA LIBRE

AMBIENTE POLÍTICO… ELBA, POR LA LIBRE

Autor: Sección: Ambiente político Zona de Debate 09/08/2018 6:00 am 222983

 

Por Eduardo Serrano

No hay que aullar antes de tiempo, pero evidentemente ha sido polémica la puesta en libertad de la maestra Elba Esther Gordillo, lideresa del gremio magisterial que históricamente ha definido el curso de la política nacional. Es innegable que fue una aliada más de “ya sabes quien”, por tanto, es claro que las especulaciones en torno al porqué de su redención apuntan a la expiación de sus pecados, aunque tiene más que ver con la debilidad del inquilino de Los Pinos en turno. El Ambiente Político está más intenso que nunca, todo lo que ocurre en nuestro país tiene que ver de alguna manera con la intervención del Presidente Electo de los Estados Unidos Mexicanos; nada es obra de la casualidad, y por supuesto, en esa larga lista asombrosa, se encuentra el extraño retorno de la controvertida maestra.

En nuestro país la justicia llega tarde o temprano, pero la injusticia casi siempre se le adelanta. Elba Esther fue detenida por motivos políticos y absuelta por los mismos motivos, aunque hay que agregarle que la integración de la acusación en su contra, hecha por la PGR del presidente Peña, fue el argumento para dejarla en libertad, por lo tanto, valdría la pena preguntarnos si el Gobierno federal abusó de su poder para mantenerla en prisión como saldo de una jugada política, pero también cuestionémonos, si con ello pretenden hacer un borrón y cuenta nueva del abuso de poder de la maestra chiapaneca, que incluyó el dominio más allá de las fronteras de su espacio sindical lucrando con los fondos -precisamente- de sus agremiados.

No es tan fácil digerir la noticia así a la primera, la lideresa representó en su momento la acción de la mano dura de un Presidente fuerte, y paradójicamente se convierte en la estocada de un débil mandatario, con la particularidad de que ambos son el mismo personaje, por ello nos asombramos al ver que el juez que declaró la cancelación del proceso a Elba Esther Gordillo por delincuencia organizada y lavado de dinero por una cantidad cercana a los dos mil millones de pesos, haya ordenado que dejaran libre de toda culpa a la lideresa del SNTE, quien fuera detenida por elementos de la PGR aquel 26 de febrero de 2013, en el Aeropuerto de Toluca, para ser trasladada al penal de Santa Martha Acatitla en la Ciudad de México.

Cuando era titular de la PGR, Jesús Murillo Karam aseguró que la maestra estaba acusada del delito de movimientos financieros con recursos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y por haber realizado operaciones con recursos de procedencia ilícita. La septuagenaria lideresa magisterial logró, mediante el trabajo de sus abogados, continuar el proceso de reclusión desde su casa, mientras sus defensores y seguidores aseguraban que esta situación era producto de una venganza del priismo, a quien la maestra había traicionado; curiosamente el mismo priismo que agoniza en este sexenio es quien da muestra de su ineficiencia para sostener legalmente las acusaciones de las que fue objeto Gordillo Morales.

La conclusión de la extraña libertad de la maestra Elba Esther, nos lleva a entender que en México la corrupción sigue más vigente que nunca. Por supuesto que existe una esperanza en que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador atienda el motivo por el cual los mexicanos lo llevaron a la presidencia: El hartazgo social. Es preocupante que las señales que se envíen contrasten con los discursos. Es claro que no podemos culpar a AMLO de lo acontecido con la lideresa, porque es más que evidente que la factura del costo político tiene la razón social correspondiente a las iniciales EPN, sin embargo, una verdadera transformación como la que indica el presidente electo deberá tener como punto de partida, una acción más palpable y medible contra la corrupción y la impunidad, cosa que no logrará si continúa rodeándose de personajes de probada y extensa parte posterior del cuerpo que pueda ser impactado con los pies, como es el caso de Elba, la que va por la libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon