2018/09/23 09:45:43
{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
ROSENDO SALGADO Y NACHO AGUADO… EXCELENTE TRABAJO

ROSENDO SALGADO Y NACHO AGUADO… EXCELENTE TRABAJO

Autor: Sección: Zona de Debate 11/07/2018 6:05 am 214452

Por: Gilberto Jiménez Carrillo

Muy pocos dudaban de que esta vez, en su tercer intento, Andrés Manuel López Obrador fuera a ganar la Presidencia de México. Ese resultado es bastante mayor de lo que le daban las encuestas, que aunque lo situaban por delante durante toda la campaña, su victoria fue todavía más grande de lo que se imaginaba. Simple y sencillamente arrasó, en casi todo el territorio nacional le puso una paliza a sus adversarios. En el largo camino que recorrió López Obrador para llegar a la primera magistratura hubo de todo, pero finalmente se alcanzó el propósito, pues los ideales de AMLO siempre fueron los mismos. El inicio de Morena en Durango fue muy incierto, ya que se dio en un escenario que trascurrió desde organizar y postular candidatos a diputados federales para las elecciones federales del 2015 y posteriormente las locales para gobernador, alcaldías y diputados locales en el 2016 y la disputa al interior por la dirección del partido. Ante la poca firmeza y constantes desavenencias de los entonces dirigentes del partido, la dirigencia nacional decidió enviar a un encargado que meses después se convirtió en presidente de Morena en Durango. Rosendo Salgado vino a poner orden en las absurdas y estériles discrepancias que existían al interior de la organización. Los primeros meses no fueron fáciles, pues se dio una natural resistencia a su labor, fue criticado y cuestionado en los medios, incluso el que esto escribe en alguna ocasión le hizo algunos señalamientos, pero como un zorro astuto y más con hechos que con palabras, Rosendo Salgado fue tejiendo un plan en el que se pretendía obtener el triunfo en las elecciones del 2018. Con mucha sagacidad y persuasión incorporó a diversos personajes de la política duranguense, que desde que aceptaron involucrarse en el proyecto de Morena, se pusieron a trabajar en la conformación de comités de base a lo largo y ancho del  estado. Desde luego que en este recorrido hubo algunos arribistas y simuladores que pensaron que su solo nombre bastaba para ocupar cargos de dirección en un equipo que sin que se notara, crecía como la espuma. Los comentarios contra el trabajo de Salgado poco a poco fueron amainando, pues a base de pura chamba, y sin hacer mucho ruido, fue convenciendo a los de adentro y a los de afuera que su trabajo resultaba efectivo. Conforme se acercaban los días para el inicio formal de la campaña, se barajearon algunos nombres de personajes que se incorporarían como candidatos, pero al final muchos no tuvieron fe en el proyecto simple y sencillamente porque su formación y compromiso estaban y siguen estando en otro lado, dicho de otra manera era imposible que encajaran en un grupo que tiene años partiéndosela y apostando todo a una misma causa que el pasado primero de julio se hizo realidad.

Cuando Ignacio Aguado decidió convertirse en candidato a diputado no necesitó a ningún partido para alcanzar la postulación. Sabía que era muy difícil ganar, pero aun así le metió tiempo, dinero y esfuerzo a un anhelo que sorprendió a miles de duranguenses.  A pesar de haber contado con un presupuesto para nada equitativo, como candidato a diputado por el quinto distrito electoral local obtuvo más votos que los candidatos de cinco partidos juntos. El joven abogado y analista político le puso el ejemplo a muchos, pues se atrevió a desafiar a los caciques de siempre que se comportaban como dueños absolutos de partidos y candidaturas. Los ciudadanos vimos con muy buenos ojos la enjundia de un joven valiente profesionista que no tuvo miedo en ir tras un sueño. Cuando se hizo pública la noticia que Nacho Aguado se convertiría en coordinador de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, Morena consiguió atraer aún más la atención de miles de ciudadanos que estuvieron de acuerdo en que un elemento de las características y antecedentes de Aguado fuera tomado en cuenta para tan importante e histórica responsabilidad. Desde luego que la incorporación de Nacho Aguado fue producto de un consenso en el que nuevamente el ojo clínico de Rosendo Salgado fue determinante. Los que insisten en afirmar que los triunfos inesperados de Morena en Durango y en otras partes del país se deben al efecto AMLO se olvidan que existieron otros factores que infirieron en el arrollador resultado. Las horas y horas de recorridos a ras de suelo fueron agotadores, las calcomanías no se pegaron solas y las puertas no se tocaron solas tampoco, las constantes reuniones no fueron en la plaza, lidiar con indeseables fue desgastante, hacer rendir los pocos recursos financieros fue labor titánica, en tres ocasiones el candidato presidencial estuvo en Durango y en resumen, todo este enorme trabajo de equipo se realizó bajo la organización y supervisión de Rosendo Salgado, que desde su incorporación tuvo en Nacho Aguado a un leal e incondicional colaborador que realizo su trabajo con mucho entusiasmo y pasión. Quien debe ser el interlocutor del futuro Gobierno federal con la administración estatal. Eso ni se pregunta, por merecimientos propios el indicado es Rosendo Salgado, que desde luego se haría acompañar de Ignacio Aguado en una inevitable relación que ya desde ahora debe de comenzar. Felicidades a ambos, realizaron un estupendo trabajo.

Email:ogjimenez66@hotmail.com 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon