2018/09/18 18:27:34
{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
¡Orgasmos a ti! Tú tienes el mando en estas posiciones (Parte 1)

¡Orgasmos a ti! Tú tienes el mando en estas posiciones (Parte 1)

Autor: Sección: Tabú 02/07/2018 8:16 am 211309

Llevas el ritmo, decides la profundidad y eres la dueña de la fiesta. Sorpréndanse los dos con todo lo que pueden sentir con simples movimientos de sus cuerpos. Magia pura.

Si no le das mucha importancia a las posturas que tomas durante tus contactos eróticos, es porque no has descubierto la tonelada de beneficios y propósitos placenteros que cada posición ofrece. No son mero capricho y cosa de buscarle variedad, cada una te permite estimular de manera distinta cada zona dentro de tu vagina, ampliar la profundidad o generar libertad para dejar fluir la información orgásmica.

Te daremos tres secuencias que puedes seguir o aplicar, por separado. Chécalas y ponte a practicar. ¡Orgasmos a ti!

Secuencia 1: 

Comienza con la ‘T’: Ya te dejaste inundar por besos y caricias, adiós ropa y ahora sí, recuéstalo lateralmente y coloca tu cuerpo de manera perpendicular. Acerca tu pelvis a la suya y hagan una T, peeero… todavía no comiencen con la penetración.
¡Exploremos el clittage!

Gran Hit: El clittage. En esa postura toma suavemente su pene, masajea un poco y acerca su glande hacia la entrada de tu vagina, pero no penetres. Sube y acaricia con su miembro tus labios menores y (ooobvio) clítoris. Quédate ahí un ratito haciendo círculos y masajéandote (y de paso masajéandolo). Si logras acercarte o llegar al orgasmo por los estímulos directos a Mr. Clit, qué mejor. Una vez que te encuentres a mil, desliza a su ‘amigo’ y que comience la penetración.

El arcoíris: Puedes pasar directamente a éste desde la T. Sólo le pides que se recueste y deslizas tu cuerpo hasta quedar sobre él, dándole la espalda. Despacio, echa tu peso hacia adelante y dirige el pene para que te permitas ser penetrada. Cuida mucho la lubricación.

Gran hit: Arquea tu cuerpo hacia él, de ese modo direcciona su miembro hacia la pared anterior de tu vagina, la parte de adelante donde está tu Zona G. Además, emulas lo que haces cuando llegas al orgasmo. Plus: estás en el punto perfecto para que él estimule tus órganos externos y acaricie tus nalgas, sólo tiene que elevar el torso hacia ti.

La Orquídea recostada: Sigue el camino de tus sensaciones, es un gran momento para tomar esta posición. Sólo tienes que dejar caer tu cuerpo hacia adelante, deslizando tus brazos estirados.

Ran Hit: El pene estará en perfecto ángulo para estimular la pared delantera de tu vagina, con mucha más accesibilidad que en la anterior y las nalgadas (si te gusta) se pueden poner buenas. O él puede masajear tu perineo con un pulgar. No olvides arquear tu cuerpo tanto como lo sientas cómodo. Muévete hacia adelante y atrás empujándote con las manos, como si columpiaras tu pelvis.

La Orquídea: Sólo tienes que levantar tu peso y sostenerte sobre tus pies, acuclillándote. Puedes soportar tus brazos en su abdomen o mantenerte recta, para darle un descanso a tu espalda baja después de tanto arqueo de las posturas anteriores, e incluso cambiar de una a otra.

Gran Hit: En lugar de únicamente subir y bajar tu pelvis, a manera de ‘rana’, disfrutarás mucho más moviendo tu cadera a modo pendular. Lado a lado, así permites que el miembro estimule las paredes laterales de tu vagina, que para este momento ya estarán extremadamente sensibilizadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon