2018/10/21 13:58:33
{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
¡Al fin llegó! Aficionado pedaleó cuatro mil kilómetros hasta Rusia

¡Al fin llegó! Aficionado pedaleó cuatro mil kilómetros hasta Rusia

Autor: Sección: Órale Qué Increíble 11/06/2018 8:31 am 205125

Lo suyo son los extremos y haber nacido en la parte más al sur del continente americano le permitió imaginar una travesía sencilla de contar pero que le requirió cuatro mil kilómetros de pedaleo.

Argentino de la Patagonia, Santiago Reale llegó hace un par de días a Moscú, el final de un viaje que paradójicamente apenas comienza, pues todo lo hizo para ver a la Albiceleste en Rusia 2018, aunque aún está a la espera de conseguir boletos.

Sin saber si la Argentina iba a clasificar al mundial, Santiago hizo una promesa en junio: apenas se confirmara que Messi iba a jugar en Rusia, sacaba pasajes hasta Barcelona para emprender un viaje de más de 4000 km en bicicleta por toda Europa.

“Este paseo empezó hace tres meses, a principios de marzo, cuando me tomé un avión de Buenos Aires a Barcelona y en Barcelona empezó todo. Ahí terminé de armar la bicicleta y salí con destino final Rusia, a donde finalmente llegamos. Fue un desafío todos los días, todos los días siempre fue algo nuevo”, relató a un medio.

“La Capitana” nombre de la bicicleta es su compañera de viaje. Pintada de azul, su vehículo cuenta hasta con cocina, según presume, por el bolso al lado de la llanta delantera donde carga con una hornilla y los utensilios indispensables.

Pero también lleva bolsa de dormir, documentos, tienda de acampar y un pequeño bolso de herramientas, que afortunadamente requirió poco porque en los cuatro mil kilómetros recorridos nunca se le poncho una llanta.

“No lo pensé mucho, estas cosas creo que cuando uno las piensa demasiado no se terminan haciendo y cuando el año pasado, antes de clasificar la Selección, dije ‘si clasifican, me voy’ y ahí fue cuando decidí pintar la bicicleta”, agregó.

Tras aterrizar en Barcelona, recorrió todo Francia. De ahí pasó por ciudades como Munich, Salzburgo y Linz. Luego siguió República Checa, Polonia, Lituania, Letonia, Estonia, Finlandia y finalmente San Petersburgo, donde tomó un tren para llegar a Moscú.

Sin punto fijo para pasar las noches, Reale no parecía tener otra ubicación más “ad hoc” que el exterior de la Plaza Roja, a unos metros del reloj que lleva la cuenta regresiva para la inauguración del Mundial.

Con la cuenta en seis días, presumía la bicicleta a quien se acercara, ya fueran colombianos o hasta árabes, pues este punto moscovita, también a unos metros de la entrada a la Plaza Roja y el Kremlin, ya luce con aficionados de varios países.

“Lo más lindo del viaje fue la gente que viene, te pregunta, te ofrecen hospedaje, te dan comida; eso no me para de sorprender porque eso fue todo el tiempo; acá también me trataron muy bien los rusos”, agregó.

“No veo la hora, la Selección llega el domingo, así que me voy a ir al predio y con un abrazo de cualquiera va a ser más que gratificante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon