2018/05/27 04:49:51
Elecciones 2018
{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
APUNTES…  DESENCANTO DE LA JUVENTUD ANTE LA ESCALADA REACCIONARIA

APUNTES… DESENCANTO DE LA JUVENTUD ANTE LA ESCALADA REACCIONARIA

Autor: Sección: Apuntes... Zona de Debate 16/05/2018 6:07 am 197932

 

Por:  Guillermo Fabela Quiñones

La celebración del Día del Maestro este año será la última de un régimen que intentó acabar con la educación conforme a los lineamientos del artículo tercero constitucional. No pudo lograr su nefasto objetivo reaccionario, gracias a la lucha magisterial orientada a no permitirlo, aunque se pusieron las bases de una contrarreforma que, de continuar en el poder la mafia neoliberal entregada al servicio de la minoría que pretende adueñarse de las riquezas nacionales, se consumaría para llevar a los mexicanos a una situación retrógrada sumamente injusta.

Nada más falso que equipar, como lo hizo Enrique Peña Nieto en la ceremonia conmemorativa del Día del Maestro, la reforma educativa de 1867 durante el gobierno de Benito Juárez, con la que promulgó al inicio de su mandato en el marco de las nefastas reformas estructurales. Las que firmó el estadista de la Reforma fueron hechas para impulsar la educación liberal en un pueblo controlado por una ideología medieval, pensadas y estructuradas por pensadores visionarios que estaban plenamente convencidos de la urgencia de poner fin al liderazgo de la alta jerarquía del clero sobre la sociedad y particularmente sobre el pueblo.

Ahora, la mafia neoliberal quiere que retrocedamos más de dos siglos en materia educativa, con el fin de que los niños y jóvenes contemporáneos pierdan toda posibilidad de razonar sobre su papel en el mundo y la necesidad de que sean ellos, como adultos, quienes tengan la capacidad de dirigir el rumbo de las instituciones conforme a lineamientos democráticos y progresistas. Lo que la banda reaccionaria pretende es apuntalar un régimen donde lo que cuente sea el poder del dinero, no de los valores éticos como urge hacerlo para recuperar el rumbo perdido hace más de cuatro sexenios en el país.

Lo dijo muy claro, en la ceremonia que se llevó a cabo en la UNAM, el rector Enrique Graue Wiechers: “Los jóvenes se encuentran desesperanzados frente a un entorno político que ha polarizado a la sociedad y ha hecho que se desencanten de las instituciones”. Y esto es lo que pretende prolongar y profundizar la mafia reaccionaria en el poder, con el único objetivo de apuntalar sus privilegios y riquezas, tal como pretendían los conservadores en tiempos de la lucha de los liberales por un país libre de la tutela de las élites aliadas con el clero católico y los más voraces intereses extranjeros de la época.

En el nombre de una supuesta batalla contra la mala calidad de la educación, Peña Nieto y su grupo ultra reaccionario quieren poner todo tipo de trabas y candados a un magisterio cuya razón de ser es precisamente combatir la mala calidad de la educación. Está más que probado que la mal llamada reforma educativa no es otra cosa que un catálogo de medidas antidemocráticas de carácter laboral y administrativo que nada tiene que ver con la educación y mucho menos con la calidad de la misma.

Así lo dijo: “Tolerar la mala calidad de la educación significa perpetuar la desigualdad y la exclusión social”. Cuando lo que se dedicó a hacer durante su malhadado sexenio fue precisamente afianzar la desigualdad y la exclusión social con políticas públicas establecidas con esa finalidad perversa. Hoy somos la nación más desigual de América Latina y la que paga los salarios más bajos en todos los países llamados emergentes. También la más violenta y más polarizada, no porque lo haya querido la sociedad sino porque tal fue la consecuencia de un régimen que llegó sin un solo compromiso social, sin una agenda política orientada a propiciar un ambiente de paz social.

En este Gobierno, la caída del país en todos los órdenes de la vida pública ha sido extraordinaria, aunque en honor a la verdad tal proceso se venía dando desde el sexenio de José López Portillo, quien tuvo la oportunidad de frenar la embestida brutal contra México del llamado Consenso de Washington. No lo hizo y las consecuencias fueron desastrosas, como lo estamos viviendo desde 1983, situación que facilitó la consecución del modo neoliberal que nos tiene al borde de la quiebra social y política, con una desigualdad como no existe en América Latina.

Es vital revertir las reformas estructurales, y sobre todo la educativa, la energética y la laboral. Son una pesada y enorme piedra sobre la espalda de la sociedad nacional, cuya permanencia pondría fin a la viabilidad de construir una nación progresista y democrática. Esto conviene que lo entiendan los principales sectores productivos, las clases medias y los intelectuales. De lo que se trata es de evitar que pueda construirse, contra viento y marea, un régimen nazi donde sólo una minoría tenga acceso a los bienes nacionales y a un progreso digno del primer mundo.

Es preciso que se entienda que no tendrían cabida los empresarios que no formaran parte de la élite, mucho menos las clases medias y los trabajadores. A la educación de calidad sólo tendrían acceso los hijos de esa minoría elitista, preparada para ser la rectora del modelo reaccionario.

Aún es tiempo de no dejarse embaucar por los propagandistas de la mafia del poder. Otro sexenio más de políticas excluyentes y de corte nazi fascista, como las actuales, nos llevaría a un infierno tercermundista sin posibilidad alguna de remontarlo, al menos sin sacrificios extraordinarios y con un altísimo costo de vidas humanas. Así como va, el régimen nos quiere llevar a una realidad propia de la Edad Media. No es una exageración decirlo, porque está visto que para allá vamos, dados los avances obtenidos en los últimos treinta y cinco años de entrega del país a intereses extranjeros y a una mafia sin principios ni ética alguna.

Estamos a tiempo de evitarlo. Esto deben comprenderlo quienes tienen posibilidades de frenar la descomposición infame del Estado de derecho.

(guillermo.favela@hotmail.com)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon