2018/12/13 08:06:05 http://oralequechiquito.com

Buscaba a su padre, pero encontró a una hermana y una momia

Autor:
15/04/18 6:32 am

187887

Bogotá, Colombia.- Una colombiana de 36 años afincada en Francia, decidió buscar a su padre del que sólo conocía el nombre, y acabó encontrando una hermana y descubriendo que su padre ahora está expuesto en un museo.

Esta es la historia de Leidy Heredia, que ha sido revelada por una revista colombiana. Leidy nació en Chía, una localidad colombiana de la Cundinamarca. Más tarde fue abandonada por su madre en la casa de sus abuelos en la localidad de Galapa, en el departamento de Atlántico. De su padre sólo conocía un nombre que su madre le había revelado.

A los 18 años Leidy se trasladó a la ciudad francesa de Niza. En Francia se quedó con una tía y comenzó a estudiar. Sin embargo, la joven colombiana no podía dejar de pensar en quién sería su padre.

Leidy tenía un sueño recurrente en el que parecía transportarse hasta una época diferente. En ese sueño aparecía un hombre delgado y descalzo, que fumaba un cigarrillo y que se parecía mucho físicamente a ella. Creyendo que este sueño tenía algo que ver con su padre, finalmente decidió comenzar a buscarlo a través de Facebook.

Fue así, a través de Facebook, como consiguió dar con un hermano de su padre, Jorge Cruz, quien, por desgracia, ya había fallecido. Fue este hombre quien la puso también en contacto con otra hija que Cruz había tenido y que aún vivía en Colombia, Joyce Cruz, de 34 años.

Ambas decidieron conocerse y, además, se harían una prueba de ADN para comprobar si eran hermanas. Los resultados de esa prueba determinaron al 99 por ciento que efectivamente eran hijas del mismo padre.

Sin embargo, las sorpresas para Leidy no acababan aquí, todavía no había conocido a su padre. Ambas acordaron viajar hasta la localidad de San Bernardo, a cuatro horas de Bogotá donde su padre descansa en un mausoleo.

Jorge Cruz había sido enterrado hace 12 años, pero, en una exhumación que le realizaron en 2012 se descubrió que su cuerpo estaba intacto, momificado. Finalmente, su cuerpo acabó en el mausoleo, rodeado por momias de hasta 50 años. Joyce estaba convencida de que quizás a su padre todavía le quedaba alguna historia que contar.

Joyce contó a Leidy que su padre había sido adicto a las drogas y que la vida con él había sido difícil pero satisfactoria. Aunque él vivía en la calle, gracias a un teléfono móvil que tenía se veían cada ocho días, hasta que un buen día no apareció. Su padre había sido asesinado en plena calle de una puñalada y su cadáver fue encontrado en la morgue de Medicina Legal.

El enigma de por qué al menos un 20 por ciento de los cadáveres enterrados en esta localidad colombiana se conservan prácticamente intactos es algo que muchos científicos han estudiado pero que ninguno ha logrado resolver. Se sospecha que el suelo de esta localidad tiene ciertas propiedades especiales que evitan la descomposición. Desde 1963 se han encontrado unas 350 momias, de las que se exhiben 14.

Leidy Heredia se mostró muy sorprendida al descubrir la historia de su padre, al que efectivamente, todavía le quedaba una historia por contar y un último regalo que hacer. Ambas han ganado una hermana y varios sobrinos además de la satisfacción de conocer un poco mejor su historia y la de su familia.

Reacciones:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.