2018/07/18 22:51:43
{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
APUNTES… DEJEN QUE LA LEGALIDAD DEFINA LA ELECCIÓN

APUNTES… DEJEN QUE LA LEGALIDAD DEFINA LA ELECCIÓN

Autor: Sección: Zona de Debate 14/04/2018 6:54 am 188429

Por: Guillermo Fabela Quiñones

El proceso electoral prosigue su curso en el peor de los escenarios imaginables, lo cual es una consecuencia más de la descomposición de un régimen ajeno a las necesidades fundamentales de la sociedad nacional. Esta realidad abona aún más al imperativo de un cambio estructural de fondo, única alternativa para evitar un colapso generalizado del sistema político que redundaría, sin ninguna sombra de duda, en el aparato productivo nacional, en la economía y en el entorno social del país.

Los dimes y diretes entre los dos principales organismos del Estado establecidos para organizar, realizar las elecciones y calificar sus resultados y  su grado de confiabilidad, demuestra el alto nivel de corrupción al que se ha llegado por salvaguardar intereses creados y garantizar la prevalencia de privilegios de la dinastía gobernante. En este entorno, es de lo más preocupante que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), actúe en los hechos como un dócil instrumento del Ejecutivo.

Más alarmante aún es que la mayoría de magistrados que lo integran no hayan tenido empacho alguno en demostrar su absoluta falta de autonomía, hecho que recrudece la desconfianza de la ciudadanía en un gobierno cuyas ambiciones de grupo están muy por encima del interés colectivo y de la urgencia de enderezar el rumbo de la nación, hasta ahora dirigido hacia un caos que se volvería inmanejable sin el uso de la fuerza del Estado. Aunque esa no sería la solución aconsejable.

Fue muy burda la maniobra del TEPJF de incluir a última hora a Jaime Rodríguez Calderón, alias “El Bronco”, mientras que a quien demostró apego pleno a la legalidad en busca de una candidatura independiente, María de Jesús Patricio “Marichuy”, se le dejó fuera. El ciudadano común se hace una pregunta puntual y sensata: ¿Con qué autoridad moral puede el TEPJF seguir ejerciendo una tarea esencial para el buen resultado de las elecciones si ya quedó demostrado que está al servicio del Ejecutivo?

El Gobierno gasta una suma estratosférica, inimaginable incluso entre los países integrantes de la OCDE, para supuestamente construir una democracia representativa sin manchas, después de que los últimos procesos electorales quedaron embarrados de ilegalidad, sobre todo el que permitió el arribo a Los Pinos de Carlos Salinas de Gortari, quien a partir de entonces se convirtió en el líder del “Maximato” neoliberal. El problema de fondo es que se trata de recursos públicos, de dinero de los contribuyentes, que se usa en beneficio de una camarilla que todo indica está dispuesta a mantener cerradas, con pesados candados, las puertas de la democracia en México.

Si en este momento la realidad social y económica del país es ya espeluznante, como lo patentizan hechos muy dramáticos, en un régimen apuntalado en maniobras abiertamente ilegales, como se presupone por una serie de decisiones del Gobierno federal, los resultados serían muy previsibles, todos ellos absolutamente contrarios al interés general de enderezar el rumbo del régimen a fin de establecer un Estado de derecho básico, el cual es inexistente en esta hora.

No tiene sentido alguno que las élites le tengan temor a la democracia, cuando está plenamente comprobado que el rumbo que sigue el país nos está llevando a la destrucción del aparato productivo, como lo vemos con ejemplos muy obvios; no sólo se frena, sino que se convierte en una rémora que afecta incluso a los principales empresarios e inversionistas nacionales. ¿No se queja la mayoría de ellos que la inseguridad en el país es un factor muy importante que determina la desconfianza del empresariado?

No hay una explicación razonable para la terquedad en no aceptar una verdad incuestionable: La solución a esta grave problemática está en un cambio de régimen, lo cual no significa un rotundo cambio de estrategias sino el cabal cumplimiento de normas con una ética social elemental. No debemos seguir siendo conducidos por una camarilla reaccionaria, que incumple sus responsabilidades sociales con absoluta cinismo.

Ahora resulta que los candidatos del régimen antidemocrático siguen la agenda del único que no tiene compromisos con la mafia del poder, porque saben muy bien que es la correcta y la que las clases mayoritarias anhelan se cumpla antes de que sea tarde.

En su comparecencia ante los principales jerarcas de la Iglesia Católica, el abanderado de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, destacó su programa fundado, dijo, en seis prioridades: Combate a la corrupción; a la pobreza extrema y la desigualdad; a la impunidad; economía que crezca para todos; recuperación de la paz y la tranquilidad, y la posición de México en el concierto mundial”.

Una copia exacta del programa del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador. Aunque hay una diferencia de fondo, insalvable para los copistas: éste sí podría cumplir con tales propuestas, ineludibles por una razón básica: No llegaría atado por los firmes compromisos con intereses creados, como de antemano sabemos que los tienen, tanto el mencionado Anaya como José Antonio Meade, quien llegaría en calidad de títere de los intereses que se oponen con toda su fuerza a que se ponga en marcha un proyecto de nación como lo demandan las clases mayoritarias, el mismo que dicen podrían llevar a cabo los dos candidatos de la derecha.

Es preciso que las élites comprendan la urgencia de que las tensiones sociales no estallen, como sucede con una olla exprés cuando no tiene una salida a su exceso de energía calorífica. ¿Qué necesidad hay de llegar a extremos absurdos, cuyas consecuencias serían más terribles que la realidad del país en la actualidad? Dejen que sean los votos los que decidan el resultado electoral, situación que redundará en un gran alivio a las presiones sociales que amenazan estallar con más violencia.

(guillermo.favela@hotmail.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon