2018/09/23 09:20:23
{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
APUNTES… RELEVOS QUE PRESAGIAN CONFLICTOS

APUNTES… RELEVOS QUE PRESAGIAN CONFLICTOS

Autor: Sección: Zona de Debate 12/01/2018 6:42 am 160611

Por: Guillermo Fabela Quiñones

En el último año del sexenio, cuando el desgaste del mandatario en turno llega a su clímax, es costumbre que haya cambios en el Gabinete con el objetivo de crear expectativas de que al Gobierno le quedan posibilidades de seguir trabajando, aunque se trata de una táctica inútil pues la sociedad sabe perfectamente que los últimos meses son para apuntalar intereses personales a la sombra del poder. Este Gobierno seguirá el mismo patrón, como lo deja ver los relevos en tres importantes secretarías, cuya labor es decisiva en los resultados de las elecciones presidenciales.

El de mayor impacto es la salida de Miguel Ángel Osorio Chong de la Secretaría de Gobernación. En su lugar quedó un burócrata gris que durante su paso por la Secretaría del Trabajo demostró nula sensibilidad política y social: Alfonso Navarrete Prida. No es difícil asegurar que su principal cometido será proteger al abanderado del PRI con la maquinaria y grandes recursos que maneja la dependencia. Es un incondicional del grupo mexiquense en el poder, sin mayores pretensiones para el futuro sino la de conservar sus privilegios.

Osorio Chong sale derrotado de sus aspiraciones de ser el abanderado del tricolor, pero tiene garantizado un escaño en el Senado por su disciplina y buen manejo de las formas políticas priistas. En su mensaje de despedida afirmó que apostó por tender puentes de entendimiento, apuesta que al final perdió porque no logró su propósito, no sólo por el recrudecimiento de la violencia y la inseguridad en el país, a pesar de los enormes recursos con que contó en los pasados cinco años, sino porque cargó sobre sus espaldas el descrédito de la mega corrupción que fue el común denominador del sexenio.

Con la presencia inusual de Enrique Peña Nieto, hizo patente un firme compromiso con su jefe, quien a su vez agradeció a Osorio su entrega a la responsabilidad encomendada, la principal de las cuales fue la negociación del Pacto por México al inicio del sexenio. En reciprocidad llenó de elogios al mandatario mexiquense: “Cuando pienso en usted, no tengo duda que la historia no se equivocará al juzgar al hombre que pensó en el país y no en su persona; al jefe de Estado que pensó en cómo hacer la diferencia para que las cosas caminaran, para mejorar el bienestar de la gente”.

Tan desmesurado reconocimiento, un dechado de demagogia, lo llevó a decir: “Por ello se ven pequeños quienes sólo acusan y descalifican sin proponer. A nadie conviene estar en contra de todo y en favor de nada”. En estas palabras se nota un desprecio a los críticos, entre los cuales sin duda hay quienes sólo descalifican sin hacer propuestas; pero la realidad demuestra que hay también quienes han ejercido la crítica  con sentido de responsabilidad, con propuestas concretas. No es que se quiera estar “en contra de todo y en favor de nada”, sino que la parcialidad gubernamental en favor de las élites es un gran caldo de cultivo a la crítica.

México no es sólo la minoría que es dueña de más del 80 por ciento de la riqueza nacional, como supone la cúpula burocrática. Esta ha sido la única beneficiaria de las políticas públicas del régimen neoliberal. ¿Cómo no criticar firmemente una situación que nos tiene sumidos en una crisis generalizada que Peña Nieto y su gabinete no quieren ver? O si la ven han tomado la decisión de enfrentarla con el uso de la fuerza del Estado, lo cual es doblemente criticable. Sin embargo, es el camino por el que nos quiere seguir llevando la tecnocracia reaccionaria, de ahí que las perspectivas para las clases mayoritarias sean muy desfavorables.

Según Osorio Chong, “dialogamos y tendimos puentes de entendimiento… para escuchar y resolver las problemáticas con tolerancia, sensibilidad e inclusión”. Sin embargo, la realidad concreta del país señala lo contrario, al menos en muchos de los problemas que la voracidad de las élites generó durante el sexenio, los cuales se acumularon en los últimos treinta y cinco años. La consecuencia funesta son más de 240 mil muertos en el último lustro, cifra aterradora que revela una situación de guerra no declarada.

De ahí que sea motivo de profunda preocupación la promesa que hizo Peña Nieto, de que en el último año de su Gobierno “se impulsará la transformación que se inició en 2012”. Mejor que siga viajando, vale decirlo sin ánimo ofensivo, sino como una medida orientada a reducir las tensiones políticas en el país en una etapa crucial como el de las elecciones que según el propio mandatario “serán las más grandes de la historia”. Ojalá que lo sean por el número de electores participantes, no por los sucesos que se pudieran lamentar antes y después del proceso.

En su mensaje de Año Nuevo, convocó a “valorar lo que hemos logrado y reflexionar sobre las oportunidades y desafíos que tenemos por delante”. Es válido el razonamiento de Peña Nieto, como también lo es decirle que las clases mayoritarias no pueden valorar lo que tanto las ha afectado en los últimos cinco años: más pobreza concreta, aunque se afirme con cifras manipuladas que más de dos millones de mexicanos fueron rescatados de la pobreza extrema. Lo que cuenta es que la inmensa mayoría de la población vio reducirse su nivel de vida, su poder adquisitivo, sus anhelos de una pensión digna.

En contrapartida, se apuntaló la riqueza del uno por ciento que disfruta de privilegios que no tienen ni las clases altas de los países más industrializados. Esto a partir de la puesta en marcha de las reformas estructurales, lo que acentuó la de por sí profunda división social entre las élites y los ciudadanos de a pie. Con todo, Peña Nieto dice que “hoy estamos llenos de muchas noticias falsas”. Sin duda es cierto, pero la mayoría salen de Los Pinos. Por eso dijo que “no es cierto que lea poco”. Es verdad: No lee nada.

(guillermo.favela@hotmail.com)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon