{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
APUNTES…EN REALIDAD SÓLO HABRÁ 2 CANDIDATOS

APUNTES…EN REALIDAD SÓLO HABRÁ 2 CANDIDATOS

Autor: Sección: Zona de Debate 05/09/2017 6:00 am

Por: Guillermo Fabela Quiñones

Esta semana inicia el proceso electoral más importante de la historia contemporánea del país, tanto por lo que está en juego políticamente como por la trascendencia de los resultados. Sin embargo, todo presagia que en vez de que la nación tenga avances democráticos, habremos de sufrir un retroceso porque el sistema político está al servicio de poderes fácticos, los cuales harán lo que sea necesario para evitar un descalabro a sus intereses. Así lo deja ver la conformación del llamado Frente Amplio Democrático, que se integrará con los partidos PRD, PAN y Movimiento Ciudadano.

Lo que se busca con esta alianza absurda es ponerle más obstáculos en el camino a Morena, el único partido de oposición real. Esto conviene que lo sepan los militantes de dichos partidos para que actúen como conviene en la actual coyuntura nacional y no le hagan el juego a la derecha. Los dirigentes de dichos institutos políticos sólo buscan aprovechar la debilidad del PRI para sacar los mayores beneficios posibles. Nada tiene que ver la democracia con su oportunismo convenenciero. De hecho, su principal cometido es diluir el voto para evitar que Andrés Manuel López Obrador gane en las urnas con un porcentaje muy alto.

En la práctica sólo habrá dos candidatos: el de la derecha que saldrá de las negociaciones entre el grupo mexiquense en el poder y la oligarquía en alianza con los principales intereses trasnacionales, y el que puede abrir las puertas de la democracia en el país, seguramente López Obrador. Los abanderados de otras siglas que surjan en el transcurso de la contienda sólo serán paleros del régimen, para decirlo con la mayor propiedad. Obviamente, ninguno tendrá el arraigo entre las masas que ha logrado el dirigente nacional de Morena después de varios lustros de trabajo constante, pero contarán con la fuerza del dinero para hacer fracasar los anhelos del pueblo de contar con un país con futuro.

Porque dinero hay en México, y de sobra cuando se trata de garantizar privilegios, como lo demuestra muy claramente la costosísima propaganda con la que Enrique Peña Nieto buscó engañar a los ciudadanos de a pie. A la abundancia  de recursos se debe mucho de la gran tragedia nacional, pues se utilizan con fines nefastos que ensombrecen el futuro de las nuevas generaciones. Los hechos concretos patentizan que el sistema político mexicano es el más caro del mundo, ya que no hay una mínima justificación a los miles de millones de pesos que se gastan en actividades político-electorales y los resultados que se consiguen.

Nada más alejado de la democracia representativa que la realidad política mexicana, donde la compra de votos es fundamental tanto para asegurar el “triunfo” del partido en el poder como para frenar el incontenible avance del abstencionismo. Aun así, quienes llegan a un cargo de elección popular lo hacen con un tercio de los sufragios del padrón respectivo, incluido el de presidente de la República. Con todo, esto es lo que menos importa a la mafia del poder, pues lo fundamental es tener el control de los hilos del mismo mediante el usufructo de las instituciones, como lo patentiza la realidad.

Esto lo entienden perfectamente los dirigentes de los partidos al servicio del sistema, como los que conformarán el Frente Amplio Democrático, quienes lo que están haciendo es aprovechar una coyuntura favorable para medrar y obtener más privilegios de los que ya tienen. Las declaraciones de la dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales, en el reciente consejo nacional del partido, son muy ilustrativas al respecto. Dijo: “Los que se quieran ir, que se vayan. Los que creemos en este partido vamos a seguir impulsando propuestas, pero tenemos que hacerlo sin lastres. Por eso digo que lo hagan de prisa, para trabajar rápido”.

Llama lastres a quienes están decididos a ser congruentes y saben que los comicios del 2018 son la última oportunidad que tenemos los mexicanos para enderezar el rumbo del país, que desde luego no es el correcto como nos quiere hacer creer el inquilino de Los Pinos. A los oportunistas les urge deshacerse de quienes quieren actuar con un elemental sentido social y político, para hacer un mejor trabajo a la mafia del poder y obtener mejores recompensas. Le apuestan a la continuidad de un régimen reaccionario, entreguista, apátrida, con el fin de seguir disfrutando de prebendas que no tendrían en un sistema político medianamente democrático.

Ninguno de los posibles candidatos de los partidos paleros tendría una mínima posibilidad de triunfo en la contienda electoral del año venidero. Lo saben perfectamente, pero lo que les importa es aprovechar el momento para servir a los poderes fácticos y lucrar al máximo posible. Oportunidades así no se presentan todos los sexenios, como ahora que se está conformando una oposición real a uno de los gobiernos más reaccionarios y corruptos de las últimas décadas, a partir de que la tecnocracia apátrida llegó al poder. El mejor posicionado, por su calidad de jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, no tiene ni la más remota posibilidad de ganar la elección federal del 2018. Sin embargo, actúa como si ese no fuera el caso y la ciudadanía lo viera como un rival de peligro frente al binomio PRI-PAN.

No se vislumbra tampoco un abanderado panista importante, a menos que los priístas estuvieran convencidos de que ninguno de sus prospectos serios (Luis Videgaray, José Antonio Meade o Miguel Ángel Osorio Chong) tendría una mínima oportunidad frente a López Obrador, situación factible en caso de que el presidente Donald Trump dejara la Casa Blanca antes de los comicios de julio. A final de cuentas, de la decisión del ocupante de la Casa Blanca depende el futuro de la derecha mexicana. A eso le apostó el grupo mexiquense en el poder y en el pecado llevará la penitencia.

Los excesos propagandísticos de Peña Nieto se le revertirán al PRI en el 2018. Muchos ciudadanos que no habían abierto los ojos a la realidad nacional, a raíz de esta costosísima compaña de medios los abrirán, al constatar que el México que nos pinta el mexiquense  sólo existe en la propaganda y que su único propósito es engañarnos como niños idiotas.

(guillermo.favela@hotmail.com)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon