{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
APUNTES… ESPIONAJE, ABSURDA E INÚTIL ARMA POLÍTICA

APUNTES… ESPIONAJE, ABSURDA E INÚTIL ARMA POLÍTICA

Autor: Sección: Zona de Debate 30/08/2017 4:33 am

 

Por: Guillermo Fabela Quiñones

La crisis que padece el sistema político mexicano es de tal magnitud que una salida sin daños a la sociedad es impensable. El tiempo que falta para que se realicen los comicios del 2018 será una prueba de fuego para la nación, de la cual muchos saldrán quemados y nadie dejará de tener alguna afectación, sobre todo las clases mayoritarias. Las instituciones del Estado sufren un desgaste irreparable por la pérdida de rumbo del gobierno federal, carente de principios y sin otro objetivo que aprovechar la oportunidad con una finalidad patrimonialista.

El grupo mexiquense en el poder no supo cómo revertir su polémico acceso a Los Pinos, dedicado desde un principio a buscar la forma de medrar y brindar a sus patrocinadores los mayores beneficios posibles. Esto lo lograron con creces, pero a costa de sacrificar el futuro de los mexicanos, de por sí dramáticamente afectado por las políticas públicas antidemocráticas puestas en práctica desde hace treinta y cinco años. Hoy, a los estrategas políticos de Enrique Peña Nieto no se les ocurren más que golpes mediáticos que difícilmente se prolongan más de unos cuantos días.

Así lo vamos a constatar con la información sobre el espionaje de altos vuelos que ordenó el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, con dinero del erario y sin otro propósito que el de contar con argumentos que lo ayuden a conseguir la candidatura del PAN para las elecciones presidenciales del año venidero. Es obvio que esto lo sabía la Secretaría de Gobernación desde que se inició tal actividad, pero no la detuvo seguramente para tener un asidero con el cual frenar al exmandatario, en caso de necesitarlo. Ahora llegó el momento, no tanto porque el ex priista vaya a ser un rival peligroso para el PRI en el 2018, sino para asestar otro golpe al partido blanquiazul.

Se trata de otra maniobra en el marco de la estrategia dirigida a hacer creer a la ciudadanía que ambos partidos tienen diferencias profundas. No es el caso, como es fácil comprobarlo. Sin embargo, deben insistir en este punto conforme a las directrices de la Casa Blanca tendientes a conformar en México un bipartidismo al estilo estadunidense. Nada mejor para las élites empresariales que contar con dos institutos políticos reaccionarios, confiables y manejables que no pongan en riesgo sus intereses. En la actual coyuntura es indispensable crearle al PAN una imagen de partido de oposición verdadera, de luchador firme por la democracia.

El sistema político reaccionario lo necesita, le es útil para neutralizar a organizaciones políticas que pretendan actuar con autonomía, o que son indispensables para conformar alianzas favorables a la derecha, como la que se armó con el otrora partido de “izquierda”, el PRD. Como la cúpula panista salió a la palestra para cobijar a Ricardo Anaya, la mafia del poder consideró llegado el momento de negociar con miras al 2018, y nada mejor para demostrarlo que golpear a quien está demostrando mayor fortaleza y voluntad de ganar la candidatura del blanquiazul: El exgobernador de Puebla, a quien la nomenclatura del partido ve como un advenedizo por su extracción priista.

En lo coyuntural, este ataque del Gobierno federal a Moreno Valle debe formar parte de las negociaciones en torno al controvertido nombramiento del fiscal general, el cual los priistas quieren que recaiga en el actual procurador general de la República (PGR), Raúl Cervantes Andrade, al cual se oponen (hasta ahora) los panistas por considerar que sería una aberración inaceptable. Por supuesto lo es, porque se presta a dudar de la imparcialidad requerida para desempeñar una responsabilidad de tal magnitud, sobre todo ante la escandalosa impunidad que ha sido la característica central del modo de ejercer “justicia” del Gobierno de Peña Nieto.

Es tal el interés de los priistas en que Cervantes Andrade sea el fiscal general, que el ciudadano común se pregunta a qué le teme la cúpula burocrática que a toda costa quiere dejar a quien garantice plena impunidad durante nueve años, lapso suficiente para borrar toda huella de delitos cometidos en este sexenio. Por su parte, Anaya puntualizó: “Los panistas vamos a cerrar filas para contar con un fiscal general autónomo y verdaderamente independiente; no vamos a colaborar ni mucho menos les vamos a permitir (a los priistas) que logren consumar este plan de impunidad transexenal”.

Qué positivo sería que los panistas actuaran con una finalidad favorable al país, pero lo hacen también pensando en sus propios intereses facciosos, pues temen el juicio del pueblo a sabiendas de que, como los priistas, han cometido todo tipo de abusos como sucedió durante los dos sexenios que usufructuaron el poder. Mucho les debe preocupar que el genocidio no prescribe, aunque a Felipe Calderón no le quita el sueño haber sido el mandatario que puso en marcha la fatídica “guerra” contra el crimen organizado que detonó la más grande ola de violencia vista en América Latina, la cual persiste en el actual sexenio, incluso con más fuerza.

Sin embargo, tan terrible realidad no se va a cambiar con encuestas, por muy demostrativas que sean de la descomposición social más escalofriante de la Patria Grande. Según el Índice Global de Impunidad 2017, México ocupa el primer lugar en América Latina en lo que se refiere a dicho flagelo, con una tasa de 92.8 %; a escala internacional se ubica en el cuarto sitio. Será la sociedad organizada la única fuerza capaz de lograr que nuestro país ponga fin a fenómenos sociales que nublan el futuro de las nuevas generaciones, como la corrupción y la impunidad.

Si hubiera un índice calificador del cinismo sin duda ocuparíamos un primerísimo lugar. Podría estarse hundiendo el territorio nacional en un gigantesco pantano de materiales putrefactos, deshechos de la descomposición social generalizada, pero la mafia del poder seguiría embebida en su narcisismo, disfrutando de privilegios indebidos a costa de sufrimientos cada vez más inenarrables de las clases mayoritarias. ¿Acaso no son clara muestra de tal actitud los spots presidenciales sobre los logros del quinto año de Gobierno? ¿No son un insulto mayúsculo a la pobreza en que se debaten dos terceras partes de la población?

(guillermo.favela@hotmail.com)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon