{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
AMBIENTE POLÍTICO… UNIDAD CON SILLA DE RUEDAS

AMBIENTE POLÍTICO… UNIDAD CON SILLA DE RUEDAS

Autor: Sección: Zona de Debate 29/08/2017 4:50 am

Por: Eduardo Serrano

La semana pasada titulé una columna “UNIDAD CON MULETAS”, pero dados los acontecimientos del fin de semana, considero que las dimensiones de las fracturas en el Partido Revolucionario Institucional impiden siquiera que pueda valerse por sí mismo, por lo que estará en terapia intensiva, pues fue –según las declaraciones de otros militantes-, atropellado y después de que salga del nosocomio, necesitará andar un tiempo en silla de ruedas mientras se restablece. No hay duda, dentro de los estatutos del PRI todo se dio con legalidad, pero también “legalmente” se puede agravar el estado del enfermo.

Los priistas han dado a conocer su punto de vista en relación a si existe o no la dichosa unidad y si ésta corresponde a lo que el enfermo necesita. Al darse a conocer esas voces, hubo quienes mostraron su beneplácito por la llegada de Benítez y en contraparte, quienes lamentaron el hecho de que la imposición del Comité Ejecutivo Nacional se haya inclinado por el también legislador local, pues tras la renuncia de Lourdes Quiñones a la Secretaría General para acompañar a Luis Enrique y la llegada de Aly Gamboa, se fortaleció cierto sector del tricolor, pero otros quedaron desplazados.

Con el hashtag #InclusionYLealtadDgo, el PRI Nacional pretendió dejar bien planchadito y sin arrugas el arribo de Luis Enrique Benítez Ojeda, pero no fue del todo posible. Saltaron a la vista ausencias importantes que nublaron la fiestota que se había armado en el edificio de Domingo Arrieta –por cierto, por meses sombrío- y aunque el ambiente era de porras y vivas, una extraña tensión se dejó sentir antes de que Enrique Ochoa tomara protesta a la nueva dirigencia estatal, pues la versión de que algunos grupos contrarios a Benítez reventarían el evento, provocaba que algunos se acomodaran la corbata una y otra vez en señal de nerviosisimo.

La alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale, se salió del recinto momentos antes del acto protocolario. El distanciamiento del grupo Laguna abre un boquete a la era Benítez, pues sería absurdo para el nuevo líder estatal, subestimar lo que representa y ha representado para el tricolor la dinastía Herrera. Otro importante liderazgo priista, Gustavo Lugo Espinoza, manifestó su preocupación ante la desconfianza y el repudio de la sociedad frente al rumbo complicado de su partido. Rosauro Meza renunció a su cargo para dejar que la nueva dirigencia haga sus movimientos; seguro les ganó el tirón, porque sería impensable que ahí lo dejaran.

El diputado federal Óscar García Barrón, quien también fuera aspirante a tomar el timón del PRI en el estado, insistió la semana pasada en que Benítez no debería pelearse con los de casa, pero sus declaraciones el día posterior al comienzo de la era Benítez, fueron más contundentes. Señaló que el grupo que provocó la derrota del Revolucionario Institucional el pasado mes de junio de 2016, lo mantiene secuestrado, por lo que el resultado para 2018 es muy previsible. Con todo esto y más, la nueva dirigencia tricolor tendrá que lidiar en el entendido de que su pretensión será recuperar el ánimo de los electores.

Benítez Ojeda no cambió ni de forma ni de fondo el discurso que venía trabajando desde la semana pasada. Lo que sonó a persecución, amenazas y hasta exclusión; para muchos militantes de su partido, el contenido de su mensaje el domingo no juntó a las ovejas. Arremetió en contra del Gobierno del Estado, lo que suena lógico, pero habla de que la construcción de acuerdos no es prioridad para el priista, y eso, también lo medirá la sociedad. Es Benítez un tipo inteligente, preparado, bueno en el debate y contundente en el discurso; crítico hacia dentro y hacia afuera, eso está comprobado, como también lo está que al que escucha y atiende, al que toma en cuenta por encima de cualquier otro personaje, es decir, su principal y único asesor, es él mismo… no hay más.

Luis Enrique Benítez Ojeda es quien lleva en silla de ruedas a un PRI lesionado, fracturado, dividido; un partido que ha dejado crecer rencores y que tendrá que recobrar la confianza de quienes cruzaron la boleta en el logo tricolor y dicen que jamás lo volverían a hacer; tendrá que convencer a aquellos que ni siquiera han votado, pero que en su radar el PRI es sinónimo de corrupción. Benítez tendrá que reconciliar a un partido enfrentado con un amplio sector de la sociedad, más aún, con su propia militancia. El enfermo va en silla de ruedas, Benítez lo lleva cuesta arriba, si lo suelta por atender sus menesteres personales, el enfermo se meterá un buen trancazo; él decidirá si esa responsabilidad se la avienta solo, o la comparte con todos los priistas.

1 comentario en "AMBIENTE POLÍTICO… UNIDAD CON SILLA DE RUEDAS"

  1. A caray Benítez Ojeda un tipo inteligente y preparado quien dijo?. Nada mas recuerde tantito Sr Serrano los que hizo el y sus cuates con la autonomía de la UJED. Eso no los hacen personas ni inteligentes ni preparadas. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon