{{selectedTrack().name}}
El tiempo - Tutiempo.net
¿Por qué crece el corazón?

¿Por qué crece el corazón?

Autor: Sección: Salud 12/07/2017 8:36 pm

El agrandamiento cardíaco o miocardiopatía hipertrófica, es una enfermedad de origen cardiovascular, en la que el corazón aumenta el grosor de sus paredes (generalmente el ventrículo izquierdo), condición que no sólo se explica por condiciones anormales de sobrecarga, sino también por factores genéticos.

En este sentido, ocurre por una mutación en los genes de la proteína del sarcómero cardíaco (unidad funcional que permite la contracción y relajación del músculo cardíaco durante la sístole/diástole).

Esto quiere decir, que la miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad genética que puede heredarse de forma autosómica dominante, y que comparte una penetrancia y expresividad variables. Por su presentación tan variable, la incidencia de muerte súbita es bastante alta.

De hecho, la miocardiopatía hipertrófica es la principal causa de muerte súbita cardíaca en niños preadolescentes y adolescentes, convirtiéndose en una enfermedad compleja cuyas consecuencias son potencialmente devastadoras para los pacientes y sus familias.

Existen dos tipos de agrandamiento cardíaco: la hipertrofia y la dilatación (condición que por lo general ocurre por separado, pero que también pueden coexistir). La hipertrofia es un fenómeno que implica un aumento en el grosor del miocardio, que afecta a alguna de las cámaras del corazón, mientras que la dilatación, se refiere a un aumento de alguna o todas las cámaras del corazón desde la cavidad interna.

Tratamiento de la Miocardiopatía Hipertrófica

  • Cualquier forma de hipertrofia miocárdica resulta en un mayor riesgo de muerte súbita y disminución en la calidad de vida.
  • El tratamiento es la vía para revertir o mejorar los síntomas. Sin embargo, cuando se trata de dilatación miocárdica, el daño suele ser irreversible. En estos casos, el tratamiento se orienta en mejorar la función del corazón.
  • El tratamiento, en caso de insuficiencia cardíaca, se basa en el uso de medicamentos antihipertensivos, como los beta-bloqueadores (que relajan el corazón) y los bloqueadores de los canales de calcio (como el verapamilo o diltiazem). El uso de diuréticos pueden aliviar los síntomas respiratorios y ayudan a disminuir el edema pulmonar y a nivel de los miembros inferiores.
  • En caso de ritmos cardíacos irregulares o arritmias, se utilizan antiarrítmicos y, en casos graves, se cardiovierten o se desfibrilan las arritmias. En casos de bradiarritmias, puede ser necesario el uso de marcapasos.
  • Debido al riesgo de formación de coágulos sanguíneos, se recomienda el uso de anticoagulantes, como la warfarina (en casos de insuficiencia cardíaca y episodios previos de trombosis). En estos pacientes se recomienda evitar la actividad física intensa. El reemplazo valvular o reparación valvular, puede ser una opción en pacientes con prolapso valvular o regurgitación mitral.
  • El manejo quirúrgico se basa en procedimientos como la miomectomía septal (cirugía de corazón abierto), la ablación septal (procedimiento no invasivo). Y como último recurso, el trasplante de corazón en los pacientes con miocardiopatía severa y mal pronóstico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados Grupo Garza Limón

Grupo Garza Limon